De vuelta por los estadios de fútbol, el Real Madrid se citaba en el Alfredo Di Stéfano con su afición para disputar la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions League. Dispuestas a hacerse con los 3 puntos, las de Alberto Toril llegaban con los motores encendidos a todo gas para volver a enfrentarse a todo un Chelsea que ya se llevó la victoria en el partido de ida por (2-0).

El que prometía ser un partido no apto para cardiacos, no defraudó. Con un cartel a la altura de las grandes noches europeas, ambos conjuntos salieron con ganas de marcar temprano. A escasos instantes del silbato de la colegiada, se anotaban las inglesas la primera ocasión de peligro en una jugada rápida con varios disparos a portería trastabillados por la infinidad de piernas que se encontraban dentro del área chica. A los rechaces de la defensa, se unió una Misa providencial en reflejos que pudo desviar con su guante el último disparo. Le sucedió un continuo baile de posesiones y ocasiones sin un claro dominador. Madridistas y londinesas batallaban jugadas en el centro del campo sin rifar ningún balón, cerrando espacios y tratando de combinar rápido para encontrar la grieta por la que colarse hasta llegar a la meta rival.

El ataque merengue buscaba la velocidad en punta de Weir escoltada por Athenea, Feller y Esther. A la media hora de juego, Weir – La más lista de la clase – interceptaba el pase en corto y sin demasiada potencia de la guardameta inglesa hacia su defensora, cruzando el balón al palo contrario para subir el tanto al marcador (1-0).

Olga Carmona, Caroline Weir y Toletti (Real Madrid)

Tras el paso por los vestuarios, la condena futbolística se hizo ver sobre el césped de Valdebebas. En el contragolpe para intentar sorprender al equipo blanco, lograban Sam Kerr y Reiten plantarse en un 2 a 2 con la defensa. El corte de Ivana Andrés a la conducción de Reiten dentro del área castigaba a las locales con la pena máxima. Desde los 11 metros lanzaba la delantera inglesa viendo como la guardameta canaria detenía su disparo a primeras instancias; sin embargo, la mala fortuna del rebote en su espalda, mandaba finalmente el cuero al fondo de la red poniéndose las tablas en el luminoso (1-1).

Y entre carreras y llegadas a portería con disparos a puerta de Olga, Weir y Maite Oroz – muy destacada su entrada en el terreno de juego por sus habilidades sabiendo mover y controar el balón con oficio – para el Real Madrid, y Kerr y Cuthbert para el Chelsea, finalizaba el partido correspondiente a la cuarta jornada de la fase de grupos de la UWCL. Reparto de puntos y encomendados a la suerte del tramo final del Group Stage.

Ficha técnica:

Real Madrid: Misa, Rocío, Ivana, Toletti, Olga, Esther (Svava, 61′), Weir, Kathellen, Feller (Nahikari, 63′), Zornoza (Maite Oroz, 74′)y Athenea del Castillo.

Entrenador: Alberto Toril.

Chelsea: Berger, Bright, Ingle, Carter, James, Reiten, Eriksson, Fleming, Kerr, Cuthbert y Buchanan.

Entrenadora: Emma Hayes.

Aforo: 1.883 espectadores.

UEFA Women’s Champions League 2022/2023. Group stage. 8 de diciembre de 2022. Estadio Alfredo Di Stéfano (Valdebebas, Madrid).

Fotografías: Real Madrid CF.

A %d blogueros les gusta esto: