El lío ya está montado. Se hablaba de Liga F como esa que iba a cambiar el fútbol femenino pero lo único que, hasta el momento, ha traído la profesionalización de la Primera División Femenina han sido problemas entre esta y la Federación Española de Fútbol.

El primer gran problema llegó este verano cuando no se cerró el acuerdo para el sorteo de calendario. Aquí tuvo que intervenir el CSD que acabó resolviendo el conflicto en favor de la RFEF. También el correspondiente envío de los balones oficiales trajo cola, ya que los clubes recibieron uno por parte de la federación y el oficial enviado por la Liga F.

Luego llegó la huelga arbitral, en principio impulsada por la RFEF, donde las colegiadas exigían un salario más alto y unas condiciones que le permitiesen desempeñar su labor de manera profesional. Tras una semana sin fútbol y un parón que llevó a comité arbitral, RFEF y Liga F a una nueva reunión acabó cerrándose el acuerdo y, por fin, la primera liga profesional de la historia pudo arrancar en la segunda jornada.

Ahora, el problema va más allá de esta Liga. En la noche de jueves, la propia RFEF publicó un comunicado en el que se decía que «la RFEF ha recibido 15 correos electrónicos de 15 jugadoras de la selección absoluta femenina de fútbol, casualmente todos con la misma redacción, en los que manifiestan que la actual situación generada les afecta “de forma importante” en su “estado emocional” y en su “salud” y que, “mientras no se revierta”, renuncian a la selección nacional de España«. 15 pesos pesados del vestuario parecían renunciar a ser convocadas con la selección y, aunque en el escrito de la Federación, no había motivo aparente, la presencia de Vilda, todavía y renovado hasta 2024, al cargo de la sección era el gran motivo.

Esta misma tarde las jugadoras se han pronunciado al respecto. En un movimiento coordinado, Mapi León, Leila Ouahabi, Alexia Putellas, Patri Guijarro, Aitana Bonmatí, Lucía García, Ona Batlle, Sandra Paños, Laia Aleixandri, Andrea Pereira, Nerea Eizaguirre, Moraza, Lola Gallardo y Amaiur publicaron en sus redes sociales un comunicado donde indicaban algunos puntos claves:

  • «En ningún caso hemos renunciado a la Selección Española como señala el comunicado de la RFEF».
  • «Solicitamos en nuestra comunicación remitida a la RFEF no ser convocadas hasta que no se reviertan situaciones que afectan a nuestro estado emocional y personal«.
  • «Nunca hemos pedido el cese del seleccionador».
  • «Todavía quedan muchas cosas por mejorar»
A %d blogueros les gusta esto: