Tras toda una vida ligada al fútbol, la futbolista del Sevilla, Paula Nicart comunica que se retirará una vez la presente temporada ponga punto y final. La joven central catalana anunció su retirada tras no poder superar las molestias en su rodilla que le impiden avanzar y realizar con normalidad este deporte.

Nació en Cornellá, en un familia con gran afición a este deporte y desde muy pequeña empezó a dedicarse al balompié aprendiendo de uno de sus referentes: su hermano. Paula Nicart ha demostrado ser una persona familiar, muy cercana con los suyos, a la que la mala suerte la obliga a decir adiós antes de lo esperado a lo que ella conoce como única forma de vida: el fútbol.

Acompañada por Amparo Gutiérrez, la central sevillista entró en la sala de prensa del Estadio Jesús Navas ante la atenta mirada de sus compañeras, quienes no quisieron perderse el acto.  Fue la directora de sección del conjunto hispalense quien tomó la palabra. “No estamos aquí para despedir a Paula, estamos para acompañarla. Soy de las que piensa que cuando se cierra una puerta, se abren ventanales y creo que lo que viene después de esto va a ser tan bonito e importante. Hablar de Paula es hablar de garra, honestidad, de darlo todo y del lema que más nos representa: “nunca se rinde” y en muy poco tiempo nos lo ha demostrado. Yo la considero una de las nuestras, una di noi, porque tal y como dijo Monchi no importa el tiempo que estés en un sitio, si no la huella que dejas y tú aquí has dejado una huella muy bonita”. 

Una vez finalizada la intervención de Amparo, a la catalana le tocó visualizar un video que la llevó a emocionarse más de la cuenta. Momentos en el Sevilla, su único gol vistiendo esta camiseta, recuerdos con sus compañeras y sobre todo palabras de personas que han compartido con ella tantos años ligados al fútbol. Y es que la huella y el camino que Paula Nicart deja en este deporte es algo imborrable. En él pudieron verse a sus padres, a sus sobrinas, amigas y compañeras de profesión como lo fueron Lombi o Carol Férez, quienes en todo momento hicieron que entre risas a Nicart también se le escapase alguna que otra lágrima. 

Acabada la proyección llegó el turno de la protagonista. “Esto se me va a complicar más de lo que pensaba. Me voy a limitar a leer la carta porque sino no voy a poder” decía la joven antes de arrancar con un discurso que acabó sacando alguna que otra lágrima a todos los presentes. “Ha llegado el momento de escuchar a mi cuerpo, de dejar de ignorar los dolores y afrontar la debilidad de mi rodilla. Ya no vale con sobreponerse mentalmente a las situaciones adversas, llega un punto en el que a pesar de que una quiera las circunstancias físicas son las que son”. Y es que Paula Nicart nunca ha dicho hasta aquí. Ha sido capaz de salir de duras operaciones de rodilla y reponerse para hacer lo que la vida, en un principio, parecía tener planeado para ella. Y es que Nicart estuvo a nada de ser una de las mejores zagueras de nuestro país, siendo en más de una ocasión convocada con la Selección Española. Paula Nicart siempre supo sacar fortaleza de lo que otros veían como debilidades. Pero ahora su cuerpo ya no pudo más. 

Y tal y como ella misma quiso explicar, han sido años duros, “llenos de quirófanos, de rehabilitaciones, de sacrificio” que la han llevado a renunciar a “lo único que conozco como estilo de vida. El fútbol se convirtió hace ya muchos años en el motor principal de mi vida, en mi rutina… en mi lugar favorito en el mundo”. Paula tiene ahora que decir adiós al fútbol y lo hace, como ella misma dice, por qué se lo han impuesto. “Lo cierto es que mi historia en el futbol y todos los reveses que he vivido me han llevado a ser quien soy hoy en día. Y eso es algo que no cambiaría por ninguna otra experiencia.”.  En esta carta de reflexión, ella misma se da el valor que desde fuera todos le dábamos: “Estoy orgullosa de haberme levantado con fuerza cada vez que he caído, de haber aprendido por el camino y de ser la persona que hoy soy”. 

Para cerrar y como explicación a todo lo que le ha llevado a despedirse de este deporte, la catalana lo tiene claro: “Lo más sensato pero doloroso es retirarme al finalizar esta temporada. No puedo imaginarme un contexto mejor para tomar esta decisión. Colgar las botas en un club como el Sevilla es una muy buena forma de decirle adiós a mí yo futbolista y un emocionado hola a todo lo que viene”. Poco después empezó a dar las gracias a todas esas personas que forman parte del club, quienes apostaron con ellas incluso siendo conocedores de su situación. No quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer a Cristian Toro, su entrenador y una de las personas más importantes de su vida futbolística. “No puedo decir adiós al fútbol sin acordarme de una persona tan especial para mí como lo es Cristian Toro. Un entrenador que ha ido siempre un paso más allá. Que me ha enseñado la verdadera pasión por este deporte y que ha hecho de mi la profesional que soy ahora”. Para cerrar, mencionó a sus padres por “defender mi sueño como si fuera vuestro”. Y quiso despedirse de este deporte que tantas alegrías como disgustos han dado a Nicart: “Con esto me despido, fútbol, sabiendo que más pronto que tarde nuestros caminos se volverán a encontrar”.

Una vez finalizado su discurso y recibido el obsequio que el club había preparado para ella, Nicart pisó el césped de la que sigue siendo su casa para fotografiarse con sus compañeras antes de atender a los medios. Compañeras que no la dejaron sola en todo el camino y a quienes emocionada agradeció una a una. Para responder a esas preguntas, la joven volvió a coger aire. Cuestionada por si se había cuestionado alguna ves qué habría sido de su carrera si no se hubiesen dado todas las lesiones, Nicart respondió que lo ha pensado “poco, en momentos de rabia por la historia que me ha tocado vivir. Es un pensamiento que desecho porque no me importa lo que hubiese pasado sino lo que ha pasado”. 

Sobre lo que espera de la temporada que viene no estando tan vinculada al fútbol como lo hace ahora dice que se «limita a disfrutar de los meses que quedan, disfrutando de los momentos de vestuario con sus compañeras y de los días en equipo. Más allá del fútbol lo que más de menos echaré serán los días a días con mis compañeras”. Sobre su futuro ligada al fútbol, entre risas, niega que vaya a estar vinculada a la parte técnica como entrenadora: “Yo no me meto en esos follones. Sí que habiendo sido futbolista y viviendo la parte médica desde ahí tantas veces me ha creado curiosidad y no digo que no a volver a vivir esto desde la parte médica, con un profesionalidad diferente”. El mensaje más especial que ha recibido ha sido el de Virginia Torrecilla: “Que una persona como ella me llame a mí ejemplo y que diga que me admira es algo que me toca. Al final no hay punto de comparación entre lo que me ha tocado vivir a mi y lo que ha vivido ella”. 

A %d blogueros les gusta esto: