En un partido de máxima igualdad entre el Real Madrid y Levante UD, destacó un nombre propio: Lorena Navarro.

Sin haber superado aun la resaca futbolística intersemanal que nos brindó El Clásico, la afición merengue se citaba de nuevo en el Estadio Alfredo Di Stéfano para presenciar el duelo que enfrentaba a Real Madrid y Levante UD.

Como si de un puzle de 22 piezas se tratase, Alberto Toril parecía tener el planteamiento de cierre de temporada examinado a la perfección. A través de las rotaciones – medidas y necesarias -temporizando los minutos de sus jugadoras, ha conseguido el técnico cordobés mantener a la plantilla en perfectas condiciones para competir durante el intenso mes de marzo. Con un sistema de 4-3-3 referenciado en ataque por Esther, Nahikari y Athenea, el conjunto blanco quiso jugar marcando el ritmo entre asociaciones. Los primeros minutos en Valdebebas transcurrieron en conducciones de balón desde la línea defensiva, armando el ataque en el centro del campo y generando ocasiones de peligro a últimas instancias. Y a pesar del dominio inicial del Real Madrid, las levantinistas supieron equilibrar la balanza del partido con su buen posicionamiento y aprovechando los balones en largo a la carrera de Gio Queiroz para causar peligro sobre dominios madridistas.

Superada la media hora, el partido perdió intensidad. El gran reto para merengues y granotas, sería superar la presión en el centro del campo y encontrar rendijas por las que llegar al área rival. Leire Baños intentó – sin acierto – un disparo desde fuera del área queriendo sorprender a la guardameta canaria; pero no sería suficiente para superar la enredadera de jugadoras blancas. Frenadas además por el derroche de calidad de la central Rocío Gálvez, el Levante movía el cuero sin poder doblegar a la zaga local. Sería antes de marcharse al descanso, cuando la capitana Alba Redondo arribó a zona de peligro con un remate a portería encontrándose nuevamente con los guantes de Misa. Seguidamente, vino la réplica del Madrid. Athenea superaba en carrera a su marcadora por el flanco izquierdo y dirigía el ataque hasta campo rival. Allí pudo descargar sobre la frontal para Esther, que la devolvió al costado haciendo la triangulación. Y entre tanta pared, con solvencia pudo tratabillar la defensora Nuria Mendoza la oportunidad del equipo anfitrión.

Fotografía: Levante UD

Tras el paso por los vestuarios, pareció que el ritmo se intensificaba. El Real Madrid acosaba en un continuo torrente ofensivo del que salió victorioso. Claudia Zornoza se empeñaba en la recuperación de balones iniciando jugadas colectivas rápidas, buscando las rendijas por las que incurrir en el desajuste defensivo. El Levante por su parte, siguió la estrategia llevada a cabo durante los primeros 45 minutos. Balones en largo a la espalda de la defensa que Gio y Alba Redondo tratarían de controlar para finalizar entre los tres palos. La ocasión más clara llegó en el minuto 60. Nahikari arrancaba en carrera dirigiendo el esférico hasta la frontal del área defendida por Paraluta. Encimada por dos defensoras, pudo recortar y lanzar un potente disparo con trayectoria directa al gol por la escuadra. Sin embargo, su remate finalmente se estrellaba en el larguero levantando a todos los aficionados de sus asientos ante la genialidad de la «14» de Urnieta.

Aunque se consumían los minutos y todo parecía abocado al empate y reparto de puntos, Toril cambió su estrategia en busca de la victoria. A 10 minutos del final, introdujo en el terreno de juego a Lorena Navarro y la canterana Carla Camacho. Con el empate a cero en el marcador, hubiese podido parecer arriesgado meter toda la carga en la parcela ofensiva. Un cambio de rumbo digno heredero de la consigna madridista «Hasta el final». En el minuto 89, apareció providencial Lorena Navarro para otorgarle el triunfo al conjunto blanco. La madrileña supo aprovechar los minutos que disputó sobre el campo y lo hizo de la mejor de las maneras. Cercana a la portería granota, aparecería desde segunda línea Lorena para recoger un balón que parecía perdido por la línea de fondo tras la persistencia de Esther sobre el área. Tuvo tiempo de pensar la dirección del cuero y enviarlo al fondo de la red inaugurando el marcador (1-0) con el solitario gol del triunfo madridista.

El Real Madrid conseguía el ascenso a la cuarta posición con 47 puntos en su casillero. El Levante UD mantiene la séptima plaza con 35 puntos en su ficha liguera. Ambos conjuntos quedan pendientes de conocer la fecha del partido que les enfrentará en los cuartos de la Copa de la Reina.

FICHA TÉCNICA:

Real Madrid CF: Misa, Kenti Robles (Lorena, 81’), Teresa Abelleira, Ivana, Maite Oroz (Olga, 62’), Esther (Lucía, 90’), Nahikari (Møller, 62’), Rocío Gálvez, Zornoza, Athenea (Carla Camacho, 81’) y Svava.

Entrenador: Alberto Toril.

Levante UD: Paraluta, Érika (Silvia Lloris, 61’), N. Mendoza, Gio (Tatiana Pinto, 61’), Irene G., Andonova (Fiamma, 31’), Alba Redondo (Carol Férez, 81’), Leire Baños, Jucinara, V. Calligaris y Paula Tomás (Andrea Falcón, 61’).

Entrenador: Ángel Villacampa.

Goles: (1-0) Lorena Navarro 89’.

Equipo arbitral: María Dolores Martínez Madrona (Colegio murciano), Sandra González López-Rey, Raquel Díaz Rodríguez y María Navarro Cruz.

Aforo: 755 espectadores.

Jornada 25 de la Primera Iberdrola. Real Madrid CF – Levante UD. Estadio Alfredo Di Stéfano, Valdebebas (Ciudad deportiva del Real Madrid). 26 de marzo de 2022, 12:00 h. Temporada 2021/2022.

Fotografía: Real Madrid CF
A %d blogueros les gusta esto: