Las decisiones arbitrales condenaron al Real Madrid en El Clásico. La victoria por (1-3) otorga a las azulgranas un colchón de ventaja en la eliminatoria de cuartos en la UWCL.

El estadio Alfredo Di Stéfano volvía a encender sus focos y preparaba sus mejores galas para acoger el primer partido de los cuartos de la UEFA Women’s Champions League. Sobre el terreno, dos de los mejores clubes de Europa, Real Madrid CF y FC Barcelona.

Si los aledaños de Valdebebas se llenaban de magia con aficionados merengues agitando sus bufandas, con honores correspondería el equipo blanco brindándoles una primera mitad digna del escudo que portan en la camiseta, digna de GRANDEZA. Contra todo pronóstico, fue el equipo blanco el encargado de dirigir el juego y marcar los tiempos. Decantando la balanza de las oportunidades a su favor, no tardarían en obtener el premio deseado. En el minuto 7 de partido, una conducción de balón capitaneada por Esther y escoltada por Olga en el extremo, descomponía por completo la defensa de 4 azulgrana, que poco pudo hacer para impedir el gol de la sevillana desde el corazón del área (1-0). Olga celebraba el tanto que abría el marcador ante un público enérgico que no dejó de aplaudir a la jugadora durante todo el encuentro. A la ovación de los aficionados, sumaron sus nombres Maite Oroz, Zornoza y Teresa Abelleira. El tridente de centrocampistas destacó notablemente en sus labores de producción ofensiva y dando ayuda a la salida con balón.

Fotografía: @_matthewsimpson

El conjunto blanco se veía por delante en la eliminatoria. El orgullo del trabajo bien hecho y el sacrificio de la plantilla en las ayudas a la presión daban sus frutos. Robos de balón en campo rival, duelos ganados con solvencia, triangulaciones en el centro del campo, y un sinfín de recursos que supieron plasmar las de Alberto Toril sobre el terreno de juego. Frente a ellas, un Barcelona que veía sus llegadas a portería frenadas por la sólida defensa de Rocío Gálvez y Lucía Rodríguez con ayudas de Svava por el costado zurdo. Trató de probar Patri Guijarro a la guardameta canaria con disparos desde fuera del área, pero Misa se hizo dueña de la portería y pudo llevar el marcador con la ventaja merengue hasta el descanso.

Tras el paso por los vestuarios, quiso el Real Madrid retomar la dinámica que tan bien les había funcionado. La presión adelantada y las marcas sobre el centro del campo imposibilitaba al Barcelona generar peligro con finalización entre los tres palos. Sin embargo, la decisión del VAR de conceder penalti a su favor, cambiaría el transcurso del partido. Una decisión arbitral cargada de polémica, dictaminaba que la extraña caída de Hansen tras el corte a la jugada de Olga, era objeto de falta. Desde los once metros, la capitana Alexia Putellas lanzaba un disparo tenso al palo derecho poniendo las tablas en el marcador (1-1). El tanto azulgrana debilitó al equipo blanco. Pese a los intentos por volver a marcar el ritmo de juego, el cansancio empezaba a hacer mella sobre el equipo. Athenea trataba de animar tanto a sus compañeras como a la afición, pero no sería suficiente.

Fotografía: @_matthewsimpson

El Barcelona comenzó a encadenar buenos minutos tras los continuos parones señalados por la colegiada frenando la intensidad del encuentro. La recién incorporada al campo, Claudia Pina, sería la autora del segundo tanto de su equipo. El recorte de Hansen a la defensa dentro del área, acabó siendo despejado. En el rechace, Pina materializaría con un potente remate al fondo de la red (1-2). En los minutos finales, una imprecisión de la defensa merengue sentenciaría el resultado. Un balón en largo a la espalda de la defensa que supo recoger Alexia Putellas para preparar el disparo que subía el tercer tanto al marcador (1-3).

Finalizaba así el encuentro con el (1-3) anotado al resultado y dándole la victoria al equipo azulgrana. El Real Madrid era castigado por las decisiones arbitrales, poco acertadas, frente a las que nada pudieron hacer.

FICHA TÉCNICA:

Real Madrid: Misa, Teresa, Peter, Olga (Møller, 66’), M. Oroz (Nahikari, 78’), Esther, Lucía (K. Robles, 78’), Rocío (Ivana, 66’), Zornoza, Athenea y Svava.

Entrenador: Alberto Toril.

Barcelona: Paños, María León, Graham, Marta Torrejón, J. Hermoso, Alexia, Patri, Aitana (Ingrid, 85’), Ouahabi (Claudia Pina, 46’), Rolfö y A. Pereira (Paredes, 65’). 

Entrenador: Jonatan Giráldez

Goles: (1-0) Olga 7’, (1-1) Alexia Putellas 52’, (1-2) Pina 80’, (1-3) Alexia Putellas 92’.

Equipo arbitral: Lina Lehtovaara, Karolin Kaivoja, Maria Sukenikova y Sandra Braz Bastos.

Aforo: 3318 espectadores.

A %d blogueros les gusta esto: