Tropiezo en el comienzo de la Selección Española ante Alemania con empate (1-1) en el primer partido de la Arnold Clark Cup.

La primera gran cita de la Selección Española tenía como ubicación, el emblemático Riverside Stadium, en la localidad de Middlesbrough, North Yorkshire (Inglaterra). En la jornada inaugural de la Arnold Clark Cup, España se enfrentaba a la selección alemana con la que se reencontrará en la próxima Eurocopa 2022.

Por parte de la selección española, Vilda planteó un esquema de juego de 4-3-3 subiendo en ataque por las bandas a Leila y Ona Batlle. En la zona ofensiva situó a Jenni como referencia, escoltada en los extremos por Mariona y Amaiur.

En el conjunto alemán, la seleccionadora Martina Voss-Tecklenburg llegaba con la ausencia de varias de sus jugadoras habituales en la convocatoria, que hicieron variar el once inicial al que acude para asegurar los buenos resultados.

En una primera parte de alta intensidad, ambos equipos trataron de minimizar errores defensivos, asegurando pases y recibiendo ayudas entre líneas desde el centro del campo. Un guion de partido que descolocó a Jorge Vilda. Acostumbrado a dominar la posesión y el ritmo de los encuentros, encontró dificultades para superar la barrera defensiva alemana.

España mantuvo la presión adelantada en la recuperación del esférico. Un planteamiento que les dio buenos resultados pero que les obligaba a someterse a un mayor desgaste físico en las carreras defensivas con los balones en largo.

El equipo alemán tuvo varias ocasiones con disparos lejanos de Bühl y llegadas en solitario de Magull que no generaron demasiado peligro para la guardameta española. Lea Schüller también pudo adelantar a su selección en una jugada con dos atacantes frente a Sandra Paños, pero las inseguridades hicieron mella en la delantera y se precipitó en el disparo a portería que se marchó por encima de la meta.

En el conjunto español, las ocasiones aparecieron con mayor peligro y en jugadas mejor elaboradas. En el minuto 18, Jenni disparaba sin acierto desde la banda izquierda sin encontrar portería. Minutos después, fue Alexia Putellas la encargada de rematar un balón desde la frontal del área que se marchó fuera.

En el 22 de juego, Mariona se retiraba entre lágrimas del encuentro en una posible recaída a la lesión que la mantuvo alejada un tiempo de los terrenos de juego la presente temporada. En su lugar, entraba Lucía García que acabó firmando un espectáculo futbolístico sobre el verde.

Los marcajes individuales en la zona de ataque del conjunto español dificultaron los pases en el interior del área rival. El juego se desvió a las bandas donde pudieron profundizar y abrir el campo creando espacios. Mapi iniciaba la jugada desde el centro del campo encontrando a una Alexia que pudo filtrar el pase para Jenni y centrar para el remate de Lucía García que se marchó desviado. Finalizaba así la primera mitad con el empate a (0) en el marcador.

Tras el paso por los vestuarios, el conjunto español salió con las ideas claras. En la primera jugada, un balón en largo a la espalda de la defensa permitía a Alexia hacerse con el control, y en un recorte sobre Oberdorf, lanzó un sombrero por encima de la guardameta alemana poniendo el (1-0) en el marcador.

El ritmo del juego continuó el curso de los primeros 45 minutos. Un constante torrente ofensivo por parte de ambas selecciones que obligó a distribuir los minutos en los banquillos. Los cambios de la técnica alemana parecieron que daban aire a su equipo que comenzó a dominar el juego.

Lucía García pudo subir el segundo tanto al marcador con un disparo tenso y cruzado al segundo palo, pero Frohms logró rozar el balón con los guantes para evitar el gol por la escuadra.

Y si de buenas intervenciones se trataba, Sandra Paños también pudo sacar sus reflejos a relucir despejando un disparo de Magull que se incorporaba desde segunda línea en el área chica.

Sin embargo, la suerte le jugaría una mala pasada a nuestra selección. Lograba empatar Alemania en el minuto 88 por mediación de Shüller que dirigía la pelota al segundo palo, cruzando la trayectoria y dejando sin opciones a la guardameta alicantina (1-1). Una acción mal defendida por la zaga española que acababa con la racha de victorias y porterías a (0) que mantenía desde marzo de 2020 en la She Believes Cup.

Terminaba así el encuentro con empate en el marcador ante dos naciones que dieron todo por llevarse la primera victoria del torneo.

Patri Guijarro fue elegida como la mejor jugadora del partido.

FICHA TÉCNICA:


Selección Española: Paños, Ona Batlle, María León, Andrea Pereira (Laia Aleixandre, 77′), Patri Guijarro, Leila Ouahabi, Aitana Bonmatí (Irene Guerrero, 77′), Alexia Putellas (Pina, 77′), Amaiur Sarriegi (Marta Cardona, 57’), Mariona Caldenty (Lucía García, 22’) y Jenni Hermoso (Esther González, 57’).

Selección alemana: Frohms, Feldkamp (Kleinheme 63′) , Gwinn, Oberdrof,  Rali, Däbritz, Dallmann, Maguli (Freigang 77′), Brand (Cerci 77′), Bühl (Anyomi 63′), Schüller.

Goles: (1-0) Alexia 46’, (1-1) Shüller 88′.

Foto: Selección Española de fútbol

A %d blogueros les gusta esto: