El Real Madrid lograba su quinta victoria consecutiva venciendo por (1-0) al Real Betis Féminas. Un partido poco vistoso que supo resolver el conjunto merengue.

Como en cualquier juego de estrategia, que no de azar, vence aquel que mejor planteamiento traza en la partida. Si cogiésemos como referencia el popular juego del Risk, dos oponentes se enfrentarían sobre el tablero en diferentes turnos para tratar de alcanzar sus objetivos. La estrategia llevada a cabo, a menudo se basa en pequeñas campañas que poco tienen que ver con el fin último, pero que serán determinantes para despistar al rival y acercarse silenciosamente a la meta.

El Real Madrid, ejerciendo de anfitrión, recibía en el Alfredo Di Stéfano al Real Betis en su particular tablero de césped. Ambos conjuntos luchando por llevarse los tres puntos desde la Capital que les acerquen a sus respectivas aspiraciones ligueras.

El Real Madrid se presentaba como sexto clasificado con 29 puntos – a falta de disputar los tres encuentros que tiene aplazados del mes de enero –. Sumando de tres en tres, el conjunto merengue buscaba la victoria que cerrase una semana perfecta desde el partido de la semana pasada en este mismo estadio y habiendo viajado a Zubieta en la jornada intersemanal. Con 5 victorias en 6 partidos, 12 goles a favor y 6 en contra, Alberto Toril coge carrerilla para la Champions

El Real Betis por su parte, llegaba en novena posición con 25 puntos en su casillero. Las de Juan Carlos Amorós acumulaban 3 victorias, 1 empate y 1 derrota en el comienzo de año liguero. Además, lograron la clasificación para los octavos de la Copa de la Reina coronándose en Granada.

Con el pitido inicial, daba comienzo la partida entre merengues y béticas. Toril dibujó un 4-3-3 con Asllani como mediapunta haciendo de enganche entre Esther y Athenea. El esquema se veía modificado al 4-4-2 para tareas defensivas sumando efectivos en el centro del campo. Amorós quiso jugar con un 4-3-3 con Babajide, Asantewaa y su capitana Nuria como tridente de ataque recibiendo las ayudas de Ángela Sosa que se incorporaba en labores ofensivas.

En una primera parte sin demasiadas ocasiones de peligro, tampoco se vio un claro dominador de la pelota ni del juego. Ambos conjuntos trataron sin claridad de plasmar lo trabajado durante la semana y minimizar errores. Permitieron a su oponente combinar entre líneas hasta llegar al área defendida, donde intensificaban la presión para recuperar el esférico evitando el peligro a las pocas llegadas que generaron. Tan solo se pudieron acercar a la portería rival con centros al área desde las bandas y mediante saques de esquina; todos ellos sin grandes complicaciones para las guardametas.

A la hora de juego, pudo el Real Madrid adelantarse en la ocasión de gol más clara hasta el momento. Una llegada de Asllani que recortaba en el área a la defensa quedándose sola ante una Thalmann que supo tapar bien el espacio y despejar el disparo de la sueca. Continuaron su juego con el que parecía el mismo guión de los primeros 45 minutos del encuentro.

Sin embargo, los cambios introducidos en el campo, parecieron que metían ritmo al partido y daba aire para conseguir jugadas con mayor definición. Con la entrada de Maite Oroz en el terreno de juego, las blancas recuperaban el control del balón y con solvencia, lograban triangular entre líneas, abriendo el campo y creando espacios. Llamaba el Madrid a las puertas del gol; y así fue. En el 69 de partido, Esther se marcaba una jugada en solitario en la frontal de la portería verdiblanca que la dejó sola ante la guardameta, y con un remate raso, anotó el primer tanto que abría el marcador (1-0).

Poco después, Ángela Sosa llegaba superando en velocidad a la defensa local y disparaba desde fuera encontrando los guantes de Misa. Lo siguió intentando el conjunto bético, que no estaba dispuesto a marcharse con las manos vacías; pero sus ocasiones llegaban sin demasiado acierto.

A 10 minutos del final, la zaga local quiso sentenciar con un disparo cruzado que mandaba Møller al segundo palo, pero de nuevo, Thalmann se posicionó como las leyes del fútbol dictan y cerrando espacios, evitó el segundo de las blancas. La última oportunidad la firmaron las verdiblancas con otro disparo cruzado de Medina que se marchó rozando el palo. Y es que, si algo tenían claro las jugadoras del Betis era que tenían la última jugada a su favor para poder puntuar en Valdebebas y celebrarlo con los aficionados que se habían desplazado hasta allí para animarlas.

El marcador no se movería más y terminaba el partido dejando a un Real Madrid que, sin hacer su mejor juego, firmaba su quinta victoria consecutiva y se mantiene vivo en el primer grupo que pelea por los puestos de Champions. El Real Betis, sin poder puntuar, corta la buena racha de resultados que atesoraba en los puestos medios de la tabla clasificatoria.

FICHA TÉCNICA:
Real Madrid: Misa, K. Robles (Lucía, 66′), Ivana, Kaci (M. Oroz, 66′), Olga, Asllani (Cardona, 60′), Esther, Rocío, Zornoza, Athenea (Teresa, 90′) y Svava (Møller, 60′).
Real Betis: Thalmann, Medina, Ana G., Valle (Laura M., 75′), Eva Llamas, Ángela Sosa (Da Eira, 75′), Nuria (Matilde, 75′) , Asantewaa (Laurina, 86′), Babajide (Folds, 56′), Paula P. y Vicky.
Goles: (1-0) Esther 69′.
Equipo arbitral: Ainara Andrea Acevedo Dudley, Matilde Esteves-García Biajakue, Naomi Bellido Alcolea y Virginia Fernández Albaladejo.
Aforo: 981 espectadores.
Foto: Real Madrid CF

Jornada 21 de la Primera Iberdrola. Real Madrid – Real Betis Féminas. Estadio Alfredo Di Stéfano (Valdebebas), 6 de febrero de 2022, 12:00 h. Temporada 2021/2022.

A %d blogueros les gusta esto: