Tiene 21 años pero su trayectoria en Primera Iberdrola es envidiable. Anna Torrodà es una pieza clave en el Valencia y empieza a tener protagonismo con la Selección Española Absoluta. Es justo en mitad de una convocatoria con La Roja cuando puede hacer un hueco para atendernos. Cercana, con una sonrisa de oreja a oreja y una energía que traspasa la pantalla, la joven centrocampista barcelonesa trata los temas del momento con una naturalidad impropia. El aprender de las mejores, su liderazgo en un Valencia que necesita despegar y el sueño de llegar a la Absoluta han sido protagonistas de una interesante charla con la futbolista ché.

¿Quién es Anna Torrodà y cómo empieza su afición por el fútbol?

Anna es una chica de Barcelona que desde bien pequeña empezó a jugar al fútbol en el cole y todo. Empecé jugando con mis amigos y ya más adelante tenía un amigo que me dijo que fuese a probar al Español y yo pues fui. Estuve allí, fui al Barça, volví al Español y ya fue cuando me fichó él Valencia.

Es una pieza clave en un Valencia que no vive su mejor momento. ¿Cómo está viviendo desde dentro este comienzo de Liga tan dubitativo?

No estamos en el momento que nos gustaría a nosotras pero el equipo está compitiendo bien. El problema es que esto solo lo sabemos nosotras porque, por desgracia, no nos puede ver nadie pero yo estoy contenta con el rendimiento del equipo. Si los resultados no acompañan es complicado, pero cuando las cosas se hacen bien los resultados van a llegar. El otro día ganamos y esperamos que a partir de ahí podamos seguir sumando. 

Hablaba del triunfo conseguido contra el Betis, un equipo que a final de temporada puede ser para vosotras un rival directo. ¿Es este partido un punto de inflexión para el equipo por la necesidad que tenía de conseguir una victoria así? 

Nosotras vamos a ir a por los tres puntos en todos los partidos. ¿Si va a ser un punto de inflexión? Pues ojalá. Es verdad que jugábamos en casa y queremos que en nuestro campo sufran. Ahora nos toca salir fuera y sumar esos tres puntos que tanto necesitamos. Nos toca ir a Alavés y ese será un buen reto para nosotras.

Su andadura como futbolista comenzó en el Español, pasó por las filas del FC Barcelona y ahora milita en el Valencia. Son 91 los encuentros que acumula en Primera Iberdrola, con tan solo 21 años. ¿Qué significa para ti alcanzar esta cifra?

Estoy contenta porque eso hace que sume minutos, experiencias y conocimientos en el fútbol. No sabía que llevaba esa cifra de partidos pero estoy muy contenta. Si puedo seguir así y sumar muchísimos más pues mejor. Aquí, en la Selección, me encuentro con jugadoras como Nerea -Eizaguirre- quién ya lleva muchos partidos con la Real, que también es para mí un ejemplo. Tenemos la misma edad y aquí veo jugadoras que tienen muchísima experiencia con sus equipos llegando a ser capitanas.

Ha comentado sobre de la capitanía de compañeras jóvenes como Nerea Eizaguirre, y aunque no es una de las capitanas en el Valencia, tiene un rol muy destacado sobre el verde. ¿Le pesa, a su edad, ser una pieza tan importante en un histórico como el Valencia?

Yo estoy muy bien así. No siento ningún peso encima, estoy muy contenta con mis compañeras, con las capitanas y yo sumo igual que lo hacen ellas. En este equipo todas valemos lo mismo.

Además, hasta 2023 tiene contrato con el conjunto valenciano, que como ya hemos comentado no pasa por sus mejores años, mientras que usted crece a pasos agigantados. ¿Se plantea Torrodà la posibilidad de marcharse de España para seguir creciendo fuera?

 La verdad es que yo ahora quiero centrarme en el ahora, lo que venga, vendrá más adelante. Estamos en un momento complicado y pensar en otra cosa ahora mismo no le viene bien a mi cabeza. Estoy contenta en el Valencia, me siento muy bien, fue un equipo apostó por mí cuando vivía una situación complicada a nivel personal y de hecho creo que mi participación en el equipo el año pasado me hizo llegar aquí -a la Selección Absoluta- y les estoy muy agradecida por ello.

Estás siendo una de las futbolistas de moda de la Primera Iberdrola. ¿Qué significa para ti que muchas niñas que empiezan su andadura futbolística te vean ahora como una referente?

Bueno… estoy muy contenta por eso. Cuando yo era pequeña había pocas referentes, destaca, por ejemplo Vero Boquete, y ahora cada vez hay más. Si yo puedo ser referente para alguien estoy encantada. Yo cuando era pequeña no veía fútbol femenino porque casi no tenía referencias. Sí que es verdad que como jugaba en el Español iba a verlas y la que más me gustaba sí que era Vero Boquete pero es verdad que era muy pequeña. Cuando fui creciendo sí que es verdad que tenía más referentes, tanto en el fútbol masculino como en el femenino en los que me fijo.

Tu nivel individual te llevó a recibir la llamada de la Selección. Has participado ya en varias convocatorias con la Absoluta. ¿Había soñado alguna vez con que llegase este momento?

Soñar lo hemos soñado cualquiera, yo creo. Es verdad que en primer momento no lo tenía en mente y llegó y dije “que estoy aquí de verdad”. Y ya ví de quien estaba rodeada, que es muy fuerte. Ahora ya lo veo porque estoy aquí y quiero más. Soy una persona que valora mucho el estar aquí porque es muy complicado y es lo que te digo, estar con jugadoras que están nominadas a no sé ya cuántos premios, las ves jugar y flipas. Entonces, me siento una privilegiada de estar aquí.

Ante Islas Feroe gozaste además de tu primera titularidad con esta camiseta en un triunfo muy importante en el camino al Mundial. ¿Cómo te sentiste junto a tus compañeras sobre el terreno de juego? 

Bien, con muchas de ellas no había compartido campo pero al final salió bien. Jugamos bien, el ritmo del partido fue bueno, metimos muchos goles. Cuando juegas con gente tan buena todo es más fácil y a ti te lo hacen más fácil.

Hablabas de compartir momentos con jugadoras nominadas a numerosos premios por la gran temporada que hicieron el curso pasado. ¿Cómo se vive desde dentro la hazaña conseguida por el Fútbol Club Barcelona?

Es un equipo que ha hecho las cosas muy bien y debería ser un ejemplo para el resto de clubes. Lo siguen haciendo bien y en sus resultados se ve. Tienen un compromiso de trabajar, trabajar y no dejar de hacerlo y es algo que entrenando se nota mucho. Esa es la línea que tanto clubes como jugadoras tenemos que seguir.

Ahora formas parte de la Selección Absoluta pero has pasado también por categorías inferiores. ¿Qué recuerdos guardas en tu paso por esas categorías?

El mejor momento fue cuando nos proclamamos campeonas de Europa sub-19. Lo que nos hizo ganar fue el grupo que teníamos porque se notaba mucho la cohesión que había. Éramos un grupo en el que todas nos llevábamos muy bien. Nuestra generación ha sido muy buena y me encanta coincidir con ellas porque han sido muchos años compartiendo vestuario con ellas y coincidir también en la absoluta es algo que me hace pensar en hasta dónde hemos podido llegar.

Además no solo dedicas tu vida al fútbol, sino que estás estudiando fisioterapia. ¿Cómo está siendo para ti compaginar tus estudios con tu carrera futbolística?

He de decir que es bastante complicado y más en mi caso que me cuesta mucho ponerme. Yo he decidido coger menos asignaturas, tenía algunas presenciales obligatorias y a las que no puedo ir pues trato de ayudarme de apuntes de compañeros. Sobre todo lo que hago es no agobiarme porque si me empiezo a agobiar es peor, voy a por algo fijo y poco a poco. No tengo la presión de hacerlo en cuatro años porque me quedan años para hacerlo. Puedo hacerlo en seis, siete u ocho años, sin agobiarme y poco a poco.

Hablamos también del delicado momento que vive el fútbol femenino con una profesionalización que no acaba de llegar. Pero desde que empezaste a jugar hasta ahora, ¿cómo has vivido esos avances del fútbol?

Yo veo que todo ha evolucionado para bien. Cada vez interesa más, cuando ves los estadios, yo que llegué a jugar en el estadio del Español, ves que a la gente le interesa y que tiene ganas de engancharse a ello, que antes no se daba. Así que creo que poco a poco y si se hacen bien las cosas el fútbol femenino puede llegar muy lejos. Lo que está claro es que a nosotras nos encantaría que los partidos se viesen y que es algo que a nivel de clubes y de visibilización va muy bien. Pero creo que las cosas se están intentando hacer bien y que poco a poco llegarán patrocinadores, gente que invierta y al final todo acabará llegando.

Ya para concluir, ¿qué objetivos a corto plazo se marca Torrodà?

A nivel de club queremos seguir sumando puntos, subir posiciones y estar lo más arriba posible y ya a nivel individual seguir teniendo los minutos que tengo con el club, seguir cogiendo confianza, ganar experiencia y seguir aprendiendo de la gente que me rodea sobre todo aquí que estoy aprendiendo muchísimo.

A %d blogueros les gusta esto: