Jornada entre semana para coger ritmo de competición liguera, donde el conjunto colchonero recibía al Deportivo Alavés. El conjunto babazorro llegaba a Alcalá con un inicio liguero casi impecable, y con las ideas muy claras de intentar sacar mínimo algún punto en casa de un equipo que quiere demostrar que nunca se ha ido de la élite del fútbol español.

Desde el pitido inicial, ambos conjuntos demostraron lo importante que era la victoria para ellos, aportándole a cada acción muchísima intensidad, con un atleti combinando rápido y con verticalidad, y un Alavés realizando una presión muy alta, pero con el equipo muy bien organizado. Resultado de este juego rápido y directo llegaron las dos primeras internadas de las locales, ambas por banda derecha. La primera solo quedaría en un susto para la defensa visitante, pero la segunda, tras una muy buena jugada de las colchoneras, acabaría con un remate desde el área pequeña de Deyna, consiguiendo abrir el marcador en el Wanda en los primeros minutos de juego.

Las locales seguían acosando el área rival, y lejos de relajarse, en los primeros 10 minutos de juego provocaron muchos ¡Uy! en la grada, resultados de un Alavés que, a pesar de defender con muchos efectivos, parecían estar como meras espectadoras en cada acción atacante de las colchoneras.

Tras unos diez primeros minutos de infarto, las vitorianas consiguieron poner algo de freno a los avances rojiblancos, y tener algo más de posesión de balón. Sin embargo, no conseguían causar mucho daño en las filas locales, dando un pequeño susto a la grada tras un robo comprometido a Tounkara, que acabaría en nada.

Cuando más tranquilo y más dominio del partido tenían las locales, una jugada suelta acababa con el balón en los pies Sanadri que, tras conseguir sortear con mucha dificultad a Aleixandri y Gallardo, conseguía parar el balón justo en la línea de fondo, teniendo incluso que sortear el palo para poder anotar el gol del empate.

Tras el empate, no aparecieron dudas ni nerviosismo en el conjunto dirigido por Oscar. Lejos de ello, lo que hicieron fue terminar con la alegría de las visitantes, con una jugada rapidísima en la que la capitana rojiblanca ponía un caramelo en las botas de Deyna, que volvería a adelantar a las suyas en el marcador.

El partido parecía ir por arreones, tras estos nuevos minutos de infarto, ambos equipos volvieron a bajar la intensidad de su juego, sin crear ocasiones claras de gol. Estos impulsos volverían durante los últimos minutos de la primera parte, donde el Atlético de Madrid desperdiciaría numerosas ocasiones muy claras, algunas de ellas disipadas por intervenciones estelares de Jana.

Con el pitido inicial de la segunda parte las cosas cambiarían un poco en el partido. La seriedad e implicación que el Alavés estaba teniendo durante los primeros cuarenta y cinco minutos volverían a dar resultado. Tras un saque de Jana, y con la ayuda de un mal cálculo de Tounkara, el balón le quedaba a Carrillo en la frontal del área, que con una preciosa vaselina batía a Gallardo para volver a poner las tablas en el marcador. Aprovechaban las visitantes este impulso de moral para seguir buscando portería contraria, y, pocos minutos después del gol, casi consiguen ponerse por delante por primera vez en el marcador, pero se encontrarían con una estirada espectacular de Lola.

Nada se parecía el segundo periodo al primero, muchas interrupciones dadas por un atleti muy acelerado y que cometía muchas faltas en busca de recuperaciones rápidas. En frente, un Alavés sólido que no concedía ni una sola ocasión y no parecía tener grietas en su defensa. Pero, cuando más desesperado parecía el conjunto colchonero, una jugada a balón parado con múltiples rechaces y rebotes en varias jugadoras, daba como resultado el ansiado gol colchonero, gracias a la buena colocación de una muy oportuna Banini, que aprovechaba un rechace de la guardameta babazorra para empujar el balón al fondo de la red.

Partido emocionante en Alcalá de Henares que se resolvió con victoria para las locales. Tres puntos que permiten al Atlético seguir la estela del Barcelona, que se encontró con un Alavés muy bien estructurado y con una noción muy clara de su juego, lo que hizo que tuviera gran parte del partido al atleti contra las cuerdas.

FICHA TÉCNICA

Club Atlético de Madrid: Gallardo, Guagni (Meseguer, 73), Aleixandri, Tounkara (Van Dongen, 73), Menayo, Santos, Maitane, Sampedro (Banini, 61’), Shei (Bárbara, 73), Deyna, Kgatlana (Ajibade, 61’).

Deportivo Alavés: Jana, Ohale, Auñón, Vera, Garazi, Carla (Soliveres,84’), Clark, Miku (Naima, 84’), Alba (Ane, 67’), Carrillo (Nevado, 67’), Sanadri (Chamorro, 77’).

Goles: 0-1 Deyna (4’); 1-1 Sanadri (21’); 2-1 Deyna (23’); 2-2 Carrillo (49’); 3-2 Banini (75’)

Árbitra: Ylenia Sánchez (Comité catalán) amonestó con tarjeta amarilla a Van Dongen por parte de las locales, y a Carla y Naima por parte de las visitantes.

A %d blogueros les gusta esto: