La peor de las noticias para la afición rayista ha llegado en la mañana del 2 de agosto. La capitana del Santa Inés, Cristina Isabel Sánchez Auñón, “Sole“, dice adiós al equipo de su vida dejando un legado insuperable. Tomó el relevo de Alicia Gómez, retirada por su lesión la pasada temporada, portando el brazalete del Rayo Vallecano demostrando su gran capacidad de liderazgo y compromiso en el equipo de la franja.

Cristina Auñón firmó por el Rayo Vallecano con 18 años, en 2008, para jugar en el filial rayista. Tras tres temporadas lejos de Vallecas, sumó experiencia en la AD Torrejón y en el Torrelodones CF regresando al Rayo en 2013, donde ha permanecido las últimas ocho temporadas.

Diez temporadas, diez objetivos cumplidos, diez años dejando huella en la afición rayista que hoy lamenta su salida hacia su nueva etapa en el Deportivo Alavés. La madrileña de 32 años luchará por la permanencia la próxima temporada, defendiendo los colores del recién ascendido a Primera Iberdrola, Deportivo Alavés Gloriosas.

A %d blogueros les gusta esto: