Atlético de Madrid y Rayo Vallecano se citaban en la Ciudad Deportiva Wanda, en la vigésima octava jornada de Primera Iberdrola. El derbi de la Comunidad de Madrid acabó en empate, sin goles, con un Rayo muy serio en defensa, ante un Atlético muy insistente sin puntería en los metros finales.

Cuando el balón empezó a rodar, el Atlético tomó la responsabilidad de la posesión, con un juego pausado y paciente, moviendo el balón de un lado a otro, para encerrar en su propio campo a las vallecanas. Carlos Santiso, por su parte, sorprendió de inicio con tres centrales, (Auñón, Struck y Camila Sáez), e intentaba llevar el partido a su terreno, para utilizar la velocidad de Sheila y Tere en forma de contraataque. 

Las rojiblancas, insistían una y otra vez por banda derecha, por mediación de Ajibade al inicio y Ludmila después. Amanda Sampedro y Leicy Santos eran las encargadas de iniciar las jugadas del Atlético, que no lograban finalizarlas creando gran peligro.

Las franjirrojas, a lo suyo, pausando el ritmo del partido para estresar al rival y provocar algún fallo del rival. El poco peligro de las vallecanas en el inicio, llegó a balón parado, que lo botaba Paula Fernández siempre pero sin ningún remate claro.

La primera ocasión más clara del partido, la tuvo Leicy Santos para el Atlético, tras recoger un balón dentro del área golpeó el esférico que atrapó Larqué con poca visibilidad y muchos reflejos. Las rojiblancas insistían y apretaban a las rayistas.

El encuentro llegaba al descanso sin goles, con poca presencia del Rayo, encerradas en propio campo, sin apenas dar trabajo a Peyraud-Magnin. Las colchoneras lo intentaron una y otra vez, sin el premio del gol. Las visitantes muy serias en defensa y las locales sin definición.

La segunda mitad se inició con la misma tónica por parte de las de Sánchez Vera, pero con un Rayo más estirado, más competitivo. El mister local movió el banquillo en la segunda parte, metiendo a Laurent y a Deyna Castellanos, para dar oxígeno a las suyas, y a Bernabé para dar profundidad. Carlos Santiso reaccionó a tiempo, sacando a Yasmin y Tere del verde por cansancio acumulado de ambas.

El Atlético no encontraba hueco en la zaga rayista, pero no dejaban de creer e insistían una y otra vez por ambas bandas. El Rayo se encontraba mejor en el campo con el paso de los minutos, sin crear ocasiones de peligro pero muy serias en defensa.

Cerca del minuto noventa, la pelota pegaba en el palo de la portería rayista, tras un rebote en la defensora danesa Struck, siendo la última ocasión clara del encuentro. En ese momento, la portería vallecana ya la defendía Natalia Expósito, que disputaba sus primeros minutos con la camiseta de la franja, al entrar al césped sustituyendo a Larqué, que tuvo que ser retirada en camilla cerca del final.

El partido acabó sin goles, que deja al Atlético cada vez más lejos de Europa, séptimas con 43 puntos, acumulando un total de cinco partidos consecutivos sin conocer la victoria en Primera Iberdrola. El Rayo, en cambio, se conformó con sumar su punto número 29, y así, alejarse de los puestos del descenso manteniendo la decimosegunda plaza en la clasificación.

FICHA TÉCNICA:

Atlético de Madrid: Peyraud-Magnin; Strom (Bernabé 68’), Van Dongen, Tounkara, Alexandri; Sampedro (Bonetti 78’), Meseguer (Duggan 78’), Leicy Santos; Ludmila, Ajibade (Deyna 58’) y Njoya Ajara (Laurent 45’). 

Rayo Vallecano: Larqué (Natalia Expósito 85’); Auñón, Struck, Camila Sáez, Yasmin (Bulatovic 60’); Paula Fernández, Pilar García, Zaïra (Aedo 85’), Isadora; Sheila (Iris 85’) y Tere (Chule 60’).

Sin goles.

Árbitra: Olatz Rivera Olmedo del comité vasco. Amonestó con tarjeta amarilla a Sampedro, Van Dongen y Deyna del conjunto local y a Zaïra, Larqué, Chule y Pilar García del lado visitante.

Foto vía @AtletiFemenino

A %d blogueros les gusta esto: