El encuentro del pasado sábado entre Real Betis y Real Sociedad dejó una imagen escalofriante. Una desolada Andrea Medina se veía obligada a abandonar el terreno de juego recién cumplida la primera media hora del encuentro. La jovencísima lateral bética en una jugada un tanto desafortunada quedó clavada sobre el césped del Felipe del Valle y el presagio de los presente fue el peor. La canterana se marchaba entre lágrimas del césped y su reacción, posterior a la desafortunada jugada, daba que pensar a que Medina sería la enésima futbolista en sufrir una rotura de ligamento cruzado.

No fue hasta la mañana del lunes cuando se realizaron las primeras pruebas a la lateral verdiblanca, que abandonó el estadio el pasado sábado sobre los brazos de un miembro del staff del equipo verdiblanco. El Real Betis hizo oficial en la mañana de hoy que, afortunadamente, la lesión de Medina solo queda en un susto y finalmente solo sufre un esguince de ligamento lateral interno en su rodilla derecha.

Medina, pese a su corta edad, se ha convertido en uno de los pilares de la entidad bética en su primera temporada en la élite y su lesión supone una pérdida importante para las verdiblancas de cara al tramo final de la temporada. Su reincorporación a los terrenos de juego de cara al tramo final de curso dependerá de la evolución de su lesión.

Fuente de la imagen: Real Betis Féminas.

A %d blogueros les gusta esto: