Helada mañana de Reyes en Sevilla. Volvía la fiesta del fútbol femenino a la capital hispalense: el Real Betis Féminas recibía al Sevilla FC en el Municipal Felipe del Valle. Unas, con urgencias. Las otras, en plena racha. Ambas con las pilas cargadas. Nunca había conseguido el Sevilla FC vencer en un derbi en Primera División. Pero la historia estaba a punto de cambiar.

Un choque que siempre se antoja eléctrico. Arrancó ya con la tensión por las nubes, con ambos conjuntos buscando filtrarse y abrir la lata desde pronto. El mayor riesgo solía llegar, casi siempre, en jugadas a balón parado. Tras varias intentonas, tuvo la suya Rosa Otermín, a los veinte minutos de partido, con una cabalgada tras recuperación por toda la banda hasta llegar a rematar, con dificultad. El esférico se fue por la línea de cal, por poco.

Pasaban los minutos, y no había un claro dominador del cuero. La electricidad circulaba en San José de la Rinconada, a pesar de la sensación térmica bajísima. A la media hora del choque, era el equipo local el que contaba con más ocasiones. Tuvo una buenísima Oriana, que en lugar de finalizar ella sola en el borde del área, decidió dejársela a Rosita que, quizá demasiado atrasada para el pase, no llegó al chut con la fuerza que se esperaba Ori y remató fuera.

Sin embargo, serían las de rojo las encargadas de abrir la lata. Tras un córner favorable a las visitantes, Ana Franco consiguió colarla en la portería de Meline de segundas, desatando la locura en el banquillo rojiblanco pasada la primera media hora de partido.

Lo intentó Dorine, al borde del descanso, tras una falta del centro del campo lanzada por Ana. No hubo fortuna, el esférico se marchó demasiado alto. Inmediatamente después, lanzaba Rosita desde lejísimos, que casi consigue colar el cuero por debajo del travesaño. Se escapó por poco. Tenía hambre el Betis.

Tras el descanso, Rafa Ríos añadió carne al asador, con la entrada de Sosa y Mari Paz, tratando de encontrar la puntería que estaba faltando. Sin embargo, la expulsión de Ana González al arranque de la segunda mitad por segunda amarilla, supuso el peor jarro de agua fría posible para las verdiblancas. Con el marcador en contra y una mujer menos sobre el verde, la situación se complicaba.

No iba a ser un derbi si no había polémica. A diez minutos del final, un penalti cometido sobre Altuve no fue considerado como tal por la colegiada, dejando continuar el partido. Ocho minutos después, llegaría la última embestida sevillista, con la diana de Echeverri a balón parado. 0-2 para las de Cristian Toro, que hacen historia en esta primera jornada de 2021, llevándose su primer derbi en la élite. El Betis, por su parte, buscará en el fin de semana poner fin a la eterna vorágine negativa. Borrón hecho, solo falta la cuenta nueva.

FICHA TÉCNICA

Real Betis Féminas: Méline, Andrea Medina, Ana González, Aixa (Mari Paz, 46’), Altuve (Irati, 85’), Otermín, Rosa Márquez, Dorine, Méndez (Sosa, 46’), Valle (Laura González, 78’) y Vicky,
Sevilla FC: Noelia Ramos, Lucía, Nagore (Karlenas, 60’), Claudia Pina (Echeverri, 82’), Virgy, Payne, Aivi, Bores (Amparito, 60’), Coleman (Armengol, 82’), Toro y Ana Franco (Inma Gabarro, 69’).
Goles: 0-1 Ana Franco (35′), 0-2 Echeverri (88’)
Árbitra: Martínez Madrona (comité murciano) amonestó con tarjeta amarilla a Dorine, Ana Franco y Rosa Márquez, y doble amonestación a Ana González.

A %d blogueros les gusta esto: