“Recuerdo cuando era pequeña y cogíamos el bus de la peña barcelonista para venir al estadio. Jamás imaginé que llegaría a jugar aquí”. Quien habla es Alexia Putellas. Y es que, este Día de Reyes la ilusión estará mas presente que nunca. Cinco décadas después, el Camp Nou abre sus puertas al equipo. La ocasión lo merece. Un derbi para celebrar cincuenta años de fútbol femenino. Las futbolistas, plasmarán, la consecución de un sueño. Un premio detrás de un largo camino recorrido..

El encuentro que se disputará mañana supone un evento trancendental en la historia de la ciudad. Las jugadoras pasarán de observar a sus referentes a ser el punto de mira para cientos de niñas. Así lo explicaba Lluís Cortés: “Es un premio para todas estas jugadoras que han visto a sus referentes en el Camp Nou y ahora por fin podrán jugar aquí. Es genial que se abran las puertas al equipo femenino después de tanto tiempo y seguro que habrá más partidos y con público”.

Las navidades se han convertido en una festividad muy especial para el equipo femenino. Precisamente el 25 de diciembre se disputó el primer partido protagonizado por mujeres en el Camp Nou. Las azulgranas se enfrentaron al Centelles tras una iniciativa de Inma Cabeza en el año 1970. En aquella ocasión tuvieron una afluencia de 60 000 personas. Muy diferente será este año, en el que por las circunstancias que vivimos, el partido no podrá tener aficionados.

La mala noticia del partido la protagoniza el RCD Espanyol, que no podrá contar con dos de sus futbolistas por haber dado positivo en las pruebas deCovid-19. No obstante, el conjunto perico se presenta con ilusión al duelo.”Nos vamos a centrar y en intentar ganar el partido con nuestras armas sabiendo la dificultad que conlleva, ya que la del Barça es una de las mejores plantillas de Europa” comentaba el técnico Rubén Casado.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: