Este fin de semana empieza otra temporada de la Liga Iberdrola, posiblemente una de las más esperadas y a su vez, una de las que más novedades e incertidumbres traerá consigo. En este contexto de caos y lucha continua vuelve a rodar el balón, aunque para verlo tocar el césped del Wanda de Alcalá habrá que esperar un poco más.

Comienza una nueva temporada para las rojiblancas con muchas nuevas incorporaciones y con varias bajas importantes. El conjunto que dirige David Fernández ha perdido piezas principales de su once, como son la baja de las dos guardametas del club y la lateral internacional Kenti, una de las jugadoras con más minutos del equipo, o la lesión de larga duración de Menayo.

Empieza una temporada en la que se espera que Deyna dé el paso adelante que necesita el equipo, que Amanda recupere su mejor juego y siga siendo la líder de la medular y que las nuevas jugadoras encajen a la perfección con las ya asentadas y formen el conjunto sólido y con pegada que estamos acostumbrados a ver.

Empieza una temporada rara y difícil, en la que Virginia empujará sentada desde la grada y las chicas empujarán por Virginia desde el campo, esperando su vuelta al terreno de juego, y sobre todo, su completa recuperación.

¡Que ruede el balón!

A %d blogueros les gusta esto: