La jugadora de Nabimia llega procedente del Valencia CFF donde ha estado dos temporadas. Antes militó en el Zaragoza CFF.

A principios de 2018 Zenatha Coleman aterrizó en la Liga Iberdrola, como por entonces se denominaba a la Primera División Femenina, lo hizo para intentar evitar el descenso de uno de los club más destacados de nuestra competición. En los meses en los que estuvo en la capital de Aragón anotó un total de siete tantos en catorce partidos.

A pesar de los intentos del vestuario y la entidad el club no consiguió mantener la categoría y muchas de sus jugadoras buscaron nuevos retos. El de la jugadora de Namibia estaba en Valencia. En la 2018-2019 firmó un contrato con el club Che donde compartió vestuario con otro de los nuevos rostros de la temporada, Natalia Gaitán.

En su primera temporada en Valencia anotó siete dianas en veintisiete encuentros. En la última campaña los goles anotados han sido cuatro y ha participado en veintiún partidos entre Copa de la Reina y la competición ordinaria.

Coleman destaca por ser una jugadora rápida, tener buena técnica y capacidad de adaptación. Tras el descenso del Zaragoza CFF se rumoreó que la jugadora más destacada de Namibia fue un anhelo del Sevilla FC. Ahora tras dos años en Valencia, parece que ese anhelo se ha hecho realidad.

Foto Sevilla FC

A %d blogueros les gusta esto: