¿Qué habría pasado si la temporada 2019-2020 hubiera seguido su curso sin interrupciones? ¿Cómo habría sido la clasificación final si el Covid-19 no hubiera suspendido la Primera Iberdrola?

Todo lo que podamos imaginar no serán más que conjeturas pero, gracias al análisis de datos, podemos presuponer qué habría pasado si la liga hubiera seguido su curso.

Actual clasificación con 21 partidos disputados.

La primera clasificación que podemos ver es la tabla actual, tal y como se quedó cuando se terminó de disputar la jornada número 22.

El líder indiscutible continuaba siendo el FC Barcelona, como lo ha sido durante toda la temporada, seguido del Atlético de Madrid pisándole los talones.

En la zona baja de la tabla, inmersos en puestos de descenso, encontramos a un RCD Espanyol desgastado en la última posición y con pocas probabilidades de salvación. Aunque nada es imposible.

Junto a ellas, el Valencia CF Femenino en una posición clasificatoria que ha sido hogar de varios equipos a lo largo de la temporada. Las valencianas se fueron desinflando poco a poco hasta quedar atascadas en la 15º posición, pero una jornada antes del parón, el equipo que ocupaba ese puesto de descenso era el Sporting de Huelva. Gracias a un empate frente a la EDF Logroño y a la derrota del Valencia frente al Granadilla, las onubenses consiguieron deshacerse del “descenso”.

Posible clasificación en función de los resultados de la ida.
Posible clasificación final en función de los resultados de la ida.

Hemos querido averiguar cómo habría avanzado la temporada haciendo uso de los datos que ya conocemos. Así, hemos creado una nueva clasificación, que se muestra a la derecha. En ella mostramos cómo habría acabado la campaña, en la jornada 30, si en los nueve partidos restantes se hubieran dado los mismos resultados que se dieron en los mismos enfrentamientos que en la ida.

Para elaborar la clasificación, tenemos que tener en cuenta un pequeño margen de error, y es que la jornada número 9 no se disputó a causa de la huelga de futbolistas. Por tanto, tenemos un vacío a la hora de determinar qué resultados podrían haberse dado en la consecuente jornada 24, que iba a disputarse el pasado fin de semana del 28 y 29 de marzo.

Utilizando esta hipótesis, el FC Barcelona continuaría siendo líder, seguido por el Atlético de Madrid. En los puestos de descenso, continuarían estando Valencia CF y RCD Espanyol. Las únicas variaciones que tendría la tabla clasificatoria sería que la Real Sociedad escalaría desde la sexta posición a la cuarta, cambiándose la situación con el Deportivo Abanca. Rayo Vallecano y EDF Logroño también cambiarían posiciones y también el CD Tacón y la UDG Tenerife. El Sporting de Huelva continuaría escalando posiciones, hasta llegar a la 12º, bajando un puesto a Betis Féminas y Madrid CFF.

A pesar de eso, ningún cambio sustancial. El equipo que ganaría la liga sería el FC Barcelona, los puestos de Champions continuarían igual, y descenderían los mismos equipos que están en esas posiciones actualmente.

Sin embargo, en la vida real no pasaría así. No hay muchas posibilidades de que se dieran exactamente los mismos resultados que en los partidos de ida, existen muchas variables que podrían cambiar este resultado.

Una de estas variables, quizá la más significativa, puede ser el cambio de banquillo de algunos equipos, como la entrada de Pier Luigi Cherubino al Betis Féminas, estrenándose en la jornada 15 y cambiando radicalmente la actitud del equipo. También cambió de banquillo el Valencia CF, incorporando a López Bargues para la jornada 21. Apenas tuvo oportunidad de cambiar la dinámica del equipo che y, probablemente, conseguiría un cambio en sus resultados.

Otro factor a tener en cuenta con esta clasificación sería el caso del RCD Espanyol, que en 21 partidos solo ha conseguido sumar 5 puntos y que, a fecha de hoy, todavía no ha decidido cambiar de banquillo. Su dinámica podría seguir igual o podrían pegar un acelerón en cuanto a la suma de puntos. En cualquier caso, con pocas probabilidades de conseguir los suficientes como para escapar del descenso.

Otro método para predecir cómo podría haber acabado la temporada puede ser a través de la media de puntos conseguidos como locales y como visitantes de cada equipo.

Posible clasificación final en función de los partidos como local y como visitante.

En este caso, analizamos la puntuación de cada escuadra en función del lugar donde les tocaría jugar los ocho partidos restantes.

Hemos calculado los puntos que conseguirían en función de los puntos que han conseguido en sus partidos anteriores como locales y como visitantes. En este caso, tampoco cambian demasiado los puestos más relevantes de la clasificación.

El FC Barcelona continuaría acabando la temporada líder, con alrededor de 81 puntos. Le seguiría el Atleti, con casi 69 puntos. En este caso, el Dépor continúa al alza y se mantendría en la cuarta posición. El descenso seguiría siendo para Valencia CF y RCD Espanyol. En resumen: la tabla clasificatoria quedaría exactamente igual que la que tenemos a día de hoy con la competición suspendida.

En cualquier caso, no son más que estimaciones de lo que habría sucedido. A día de hoy, con las dudas crecientes con respecto a cómo se resolverá la situación de la competición, seguimos a expensas de lo que comunique la RFEF y las recomendaciones del Gobierno.

Lo que no dudamos es que, en cuanto el balón vuelva a rodar, lo volveremos a disfrutar con más ganas que en una primera jornada de una temporada cualquiera.

A %d blogueros les gusta esto: