1 de abril. Hoy era una fecha difícil de olvidar. De aquellas que todos los amantes del fútbol teníamos marcadas en el calendario. La vuelta de la Champions League. Y por si no fuera suficiente un evento de tal calibre, además se enfrentaban los dos equipos que más competitividad han denotado las últimas temporadas en la Primera Iberdrola: Barça y Atlético.

A falta de un mes para que se disputase el encuentro, solo quedaban disponibles las entradas en los goles. Se esperaba un Estadi Johan abarrotado, preparado para vivir una de las grandes galas. Quien sabe -a estas alturas- si llegarían al partido con la eliminatoria complicada, resuelta o igualada. Pero sin duda, era un día dónde Barcelona iba a apretar.

Pero no. Hoy no tendremos el fútbol. Hoy no rodará el balón. No nos estremeceremos al ver salir a las jugadoras al verde. No, hoy tampoco se reencontrarán rojiblancas y azulgranas. Hoy no resonarán los aplausos. Hoy el Estadi Johan Cruyff está más sólo que nunca, después de todas las alegrías que ha saboreado en media temporada. Y como decía Galeano: “¿Ha entrado usted, alguna vez, a un estadio vacío? Haga la prueba. Párese en medio de la cancha y escuche. No hay nada menos vacío que un estadio vacío. No hay nada menos mudo que las gradas sin nadie.”

Hoy no habrán goles. Ni abrazos. Hoy no habrá ni el mínimo contacto con el exterior. Ni hoy ni en mucho tiempo. El fútbol se ha paralizado. El fútbol y la realidad que habíamos asumido como propia. Hoy hay famílias obligadas a despedirse sin poder verse, ni tocarse, sin ni siquiera poder establecer un último contacto visual. Pero hoy no es día para llorar ni para lamentarse. Hoy es día para vencer. Para recordar principios tristes y finales felices. Para valorar el recorrido.

El día que el Barça se estrenó en la Champions League no tuvo nada que ver con la ilusión que ellas tenían. Corría la temporada 2012-13 cuando las azulgranas tenían la oportunidad de disputar- por primera vez- un encuentro en la Champions League. 0 a 3 en la ida en casa y 4-0 en Inglaterra. Fue realmente un mazazo para las azulgranas.

De los onces de aquellos partidos hay muchas futbolistas que han sido una parte muy importante -o lo serán- del fútbol femenino español: Esther Sullastres, Marta Unzué, Melanie Serrano, Virginia Torrecilla, Alexia Putellas, Marta Corredera, Sonia Bermúdez, Karol Férez o Olga García. Pero en estos siete años mucho ha cambiado la realidad de las jugadoras y del fútbol. Poco tienen que ver ya la Esther, Virginia o Alexia que por aquel entonces todavía militaban en la sub-19.

Después, se dieron pequeños pasos. La temporada siguiente, las azulgranas consiguieron llegar a los cuartos por primera vez, aunque despues el Wolfsburgo -quien sería el campeón aquella temporada- les ganase 5 a 0. Fueron un par de años difíciles, en los que se veían superadas. Pero llegaron tiempos mejores. El año 2017 llegaron a las semifinales. Y a partir de ahí las disputaron durante tres años consecutivos.

Fue la temporada pasada cuando hicieron historia al convertirse en el primer equipo español en alcanzar una final. Y no fue precisamente sencilla ante las hexacampeonas de Europa. 4 goles en media hora. Pero personalmente, me quedo con la resiliencia de las futbolistas, con no bajar los brazos ni un minuto, si no simplemente aguantar y seguir luchando para en un tiempo próximo poder ganarles y alzarse como las campeonas.

Y aunque el Barça ha dado un paso más esta temporada, no sólo ha sido el club culé. En solamente siete años la metamorfosis del fútbol español ha sido notable. Llegó primero la apuesta de los clubes, después entro Iberdrola. Y el balompié no ha dejado de dar pasos hacia adelante, más pequeños o más grandes, pero sin retroceder. Lo evidenció el Barça llegando a la final pero también la selección. Nada que ver el Mundial de Canadá con el de Francia o la She Believes, donde lograron hacer un muy buen papel ante las potencias. Y si algo es evidente a día de hoy -tanto a nivel de clubes como de selecciones- es que lo mejor llegará en un futuro cercano.

A %d blogueros les gusta esto: