Eran las 12 de la mañana cuando el balón empezaba a rodar en Matapiñonera, dando comienzo al encuentro que enfrentaría al Madrid CFF y al RC Deportivo Abanca.

Las locales empezaban con garra el partido, ganando los duelos a base de intensidad y moviendo el balón con inteligencia. Y pronto recogían los frutos a este esfuerzo, ya que en el tercer minuto de juego colgaba el balón desde la banda izquierda Laura Fernández para que apareciese Silvia Rubio en el segundo palo y empujase con su pierna derecha el balón al fondo de la portería.

Empezaba muy de cara el partido para las blancas, que ponían contra las cuerdas ya desde el inicio al conjunto gallego. Reaccionaba el Deportivo al golpe a través de la posesión en campo contrario, y con centros desde las bandas, pero no encontraban la forma de superar la defensa blanca.

Comenzaba a llegar el equipo gallego, que encontraba combinaciones desde el centro y llegaba a conectar con Gaby en el área pequeña, aunque la jugadora, algo escorada, no acertaba a meterla entre los tres palos.

Tenía ya problemas el Madrid, que veía que no podía salir de otra forma que no fuese enviando la pelota directamente arriba. Además, el Deportivo empezaba a sentirse más cómodo con la pelota y a encontrar a sus referentes en ataque en posiciones peligrosas. Aún así, el equipo local se mantenía fiel a su versión inicial, y dejaba a Alba Mellado y a Giovana arriba incluso en momentos de asedio rival.

Se llegaba casi al minuto cuarenta de juego cuando Gaby aparecía en el área pequeña para adelantarse a las centrales y empujar con algo de fortuna el balón servido desde la izquierda. Volvía el empate al marcador, y las locales veían frustrado su objetivo de llegar con ventaja al descanso.

Y así terminaba el primer tiempo, con un Deportivo que supo sobreponerse a ese gol tempranero a través de la posesión y de una Teresa Abelleira que se hizo dueña del centro del campo. El Madrid, por su parte, se había encontrado asfixiado por tramos por las gallegas, pero también sabía cómo poner en aprietos a la defensa rival.

Parecía que le gustaban más los goles al Madrid si eran tempraneros. Apenas había pasado un minuto de juego cuando, en una contra, aparecía Giovana en profundidad para dejar a Alba Mellado sola con caño incluído, y que esta no dejase pasar la oportunidad y fusilase la portería defendida por Esther Sullastres.

Se volvía a complicar las cosas el conjunto visitante, que se encontraba de nuevo por debajo en el marcador y teniendo que remontar por falta de contundencia y concentración en el inicio de la segunda mitad.

Sin embargo, esta vez ya no respondía inmediatamente haciéndose con la pelota el Deportivo ni se empequeñecía el Madrid, que seguía generando peligro. Una de esas ocasiones era gracias a una arrancada de Alba, que se la cedía a Estela en la frontal. Esta la pegaba sin dudarlo, con un disparo seco que se estrellaba contra el larguero y se marchaba fuera.

Pero los espacios se empezaban a abrir en ambas áreas, y las visitantes se sirvieron de varios saques de esquina consecutivos para volver a recuperar el control del juego y a crear peligro a base de tiros desde fuera del área provocados por desmarques o dejadas de Gaby. Aún así tenían que estar muy atentas con las vigilancias defensivas, ya que tanto Alba como Giovana se hacían expertas en desmarcarse y convertir pelotazos en acciones de peligro.

Era Peke, en una de esas acciones en las que su equipo recogía el despeje y ella se internaba desde la banda, quien encontraba el balón que venía desde la izquierda y la cruzaba sobre la portería de Raquel Poza, que no podía hacer nada para evitar el empate en el marcador.

A medida que pasaban los minutos el juego se estancaba en el centro del campo, entre balones divididos e imprecisiones de ambos equipos. El Madrid trataba de encontrar a las dos de arriba mediante pases largos y el Deportivo lo intentaba con desmarques por las bandas y los usuales centros posteriores, pero ninguno de los equipos conseguía crear ocasiones claras.

Se llegaba al final de un partido en el que ninguno de los equipos dejó de luchar por los tres puntos. Insuficiente resultado para los dos conjuntos y amargo sabor de boca en un encuentro en el que no hubo un claro dominador, y nadie fue capaz de lograr llegar con ventaja al final.

Por parte del Madrid CFF, buenas noticias con esa recuperación de la peligrosidad arriba, pero no así en un juego que no termina de convencer y no aporta demasiada seguridad. Para el RC Deportivo problemas para crear ocasiones claras arriba al encontrarse con un equipo encerrado atrás, pero sí que encontraron esa facilidad para imponer su juego sobre el campo.

FICHA TÉCNICA:

Madrid C.F.F.: Raquel Poza, Ana M. Catalá, Turmo, Uceda, Laura F. (Julia Hernández, 74′), Mellado, Silvia Rubio, Estela F., Laura Teruel, Giovana Queiroz (M. L. Delie, 74′), Yasmin Mrabet (Lorena Reina, 65′).

RC Deportivo: Sullastres, Abelleira, Iris, Merino (Maya, 73′), Athenea (Romero, 82′), Nuria, María Mendez, Laura Vázquez (Villegas, 68′), Peke, Gaby, Cris.

Goles: 1-0 (Silvia Rubio, 3′), 1-1 (Gaby, 39′), 2-1 (Alba Mellado, 46′), 2-2 (Peke, 63′)

Árbitra: Xiomara Díaz García. Comité tinerfeño. Amonestó a Yasmin (91′).

A %d blogueros les gusta esto: