Tras una jornada de descanso para las selecciones que disputan el mundial llegó el turno de los octavos de final. 

La primera cita de esta fase eliminatoria enfrentaba a la dos veces campeona del mundo, Alemania, con Nigeria. Estas últimas se habían clasificado como terceras del Grupo A  y solo habían cosechado una victoria ante Corea del Sur.

Por su parte Alemania vuelve a clasificarse, por octava vez consecutiva, a los cuartos de final de una Copa del Mundo. En esta ocasión le bastó vencer por 3-0 al conjunto africano. El partido se puso en contra para las de Thomas Dennervy en el minuto 20 cuando Popp anotó el primero. Siete minutos después Daebritz de penalti puso el el 2-0 en el luminoso.

El tercer tanto de las de Voss-tecklenburg fue minutos antes de que la colegiada pitara el final del encuentro. Schueller fue la que firmó el 0-3. Ahora las germanas esperan a su rival que saldrá del choque entre Suecia y Canadá.

El otro encuentro que se disputó ayer fue el Noruega y Australia. Las europeas cogieron ventaja en la primera mitad. Las de Martin Sjogren parecían agarrar el triunfo hasta que Kellond-Knight marcó a falta de siete minutos para que terminara el partido. El empate obligó a que se jugara la prórroga, donde Australia se quedó con diez tras la expulsión de Alanna Kennedy. El marcador no varió y le llegó el turno a la tanda de penaltis.

Graham Hansen, que la próxima temporada jugará en el FC Barcelona, anotó el primero para Noruega. En el turno de Australia Kerr, máxima goleadora de su selección en este torneo, erró el lanzamiento y lo mandó a las nubes. Reiten sumó el segundo para las europeas y Hejlmseth paró el tiró de la australiana Gielnik. Mejelde aumentaba la ventaja y Catley anotó el primero para las oceánicas. Engen firmó el cuarto tanto y el que dio el pase a la selección nórdica.

 

A %d blogueros les gusta esto: