La selección dirigida por Jill Ellis se enfrentaba, en el último encuentro de la quinta jornada del mundial, a Tailandia. La selección asiática participa este año por segunda vez en el torneo mundial tras su debut en 2015. 

Las estadounidenses comenzaron fuertes, no cedieron el dominio del encuentro y ansiaban el gol con premura. Llegó las botas de Morgan, pero la jugadora estaba adelantada y la asistente indicó fuera de juego. Esta situación no arrugó a EEUU y con un gran centro de O`hara Morgan pudo, esta vez sí, abrir el marcador. Después llegarían los tantos de Lavelle y Horan, todos antes de cumplirse los 20 munidos de juego. A pesar de la intensidad de las de Ellis el conjunto no vio portería y se fue con una ventaja de 3-0.

En los primeros 11 minutos de la segunda mitad Tailandia ya había encajado dos tantos de Mewis, uno Morgan y otro de Lavelle. Comenzaría la agonía para las Chaba Keaw. La ambición de Morgan les costó el octavo gol que precederían a los peores minutos del encuentro para las tailandesas. Anotaron es ese tiempo Rapinoe, Morgan, Pugh, de nuevo Morgan, que terminó la noche con cuatro tantos, y Lloyd que había salido desde el banquillo hacía pocos minutos.

Goleada histórica que se convierte en la mayor en la historia de los mundiales.

NUEVA ZELANDA – PAISES BAJOS 

La actual campeona del Europa se enfrentaba a Nueva Zelanda en un partido muy igualado, la mayoría del tiempo, y en el que las porteras tuvieron mucho protagonismo. El tridente Van Sanden, Martens, Miedema no estuvo fino de puntería a pesar de tener llegadas más que suficiente para ganar el encuentro. Sí tuvo que hacer dos intervenciones salvadoras Sari Veenendaal, que evitó que las neozelandesas se adelantaran en el marcador.

El partido se resolvió en el descuento. Una jugada de Miedema a Martens y esta a Van den Sanden que de cabeza se la puso a Jill Roord para que, también de cabeza, batiera a la guardameta rival. La bética Merel Van Dongen disputó los últimos minutos del encuentro, sustituyendo a Kika Van Es.

Punto importante para una selección que debe corregir errores si quiere seguir su andadura en este torneo.

CHILE – SUECIA 

Sobre el campo la selección suramericana tenía a jugadoras que juegan actualmente en la Liga Iberdrola, la rayista Camila Sáez y las sevillistas Pancha Lara y Karen Araya. Delante una Suecia que esperaba conseguir un triunfo para luchar por el pase a octavos.

En la primera mitad ambas tuvieron intensidad y a pesar de ls fáciles llegadas de las suecas Tina Endler consiguió frenar los ataques. Gran actuación de la portera chilena que salvó irse al descanso con el marcador en contra. Ya en la segunda mitad las cosas parecían más dispuestas al empate. Chile intentaba mantener un resultado que ventajoso en su primer partido en un mundial, y Suecia buscaba imponerse.

La sorpresa llegó a falta de 20 minutos para el final del encuentro. La colegiada paró el partido por las condiciones climatológicas y tras reanudarse las suecas reestructuraron sus ideas y hicieron dos tantos. El primero fue de Asllani y el segundo llegó en el descuento y lo firmó Janogy que había saltado al campo en la segunda mitad.

A %d blogueros les gusta esto: