El pasado sábado el estadio de Los Carmenes se llenó para ser testigo de la final de la Copa de la Reina. Fue una cita marcada por detalles y primeras veces, pero también de afición y buena entrada. La copa la levantó Sandra Ramajo tras un encuentro que finalizó 1-2 y al que asistieron 17550 personas. 

En el palco la Reina Letizia fue la encargada de presidir el acto y entregar el trofeo a la Real Sociedad. El equipo vasco jugaba por primera vez una final de este torneo en su historia y las de Gonzalo Arconada no fallaron. Enfrenten tenían a un rival que se acababa de proclamar campeón de Liga por tercer año consecutivo, que no se lo puso fácil.

Se adelantó el equipo de Sanchez Vera con un gol de la atlética Esther. Fue el primero de la noche y le dio alas al conjunto capitalino para soñar con el primer doblete de su historia. Sin embargo en apenas cinco minutos Palacios aprovechó un error de Lola Gallardo para hacer el empate y llegar al descanso con la igualdad en el luminoso.

Tras el descanso el conjunto colchonero fue insistente y encerró a la Real. El equipo vasco contaba con un as bajo la manda y no era otro que Sun Quiñones. La realista estuvo inconmensurable, como su compañera Nahilkari que marcó el gol de la victoria. La delantera supo aprovechar el momento justo y dar así la alegría a los aficionados desplazados hasta Granada.

En los últimos minutos el Atlético intentó forzar la prórroga, pero la pericia de la guardameta vasca y la buena defensa planteada por Arconada evitaron que el partido se fuera más allá de los 95 minutos. Cuando Martínez Madrona indicó el final la historia ya estaba escrita.

En esta edición de la Copa de la Reina se ha concedido el premio galardón de MVP. Este fue entregado a Sun Quiñones tras ser seleccionadas por un grupo de expertos como la más destacada del partido.

El Atlético de Madrid llegaba como favorito, el campeón de Liga llegaba con mejores números que su rival. Sánchez Vera salió con un gran dibujo ofensivo, que la Real supo leer a la perfección. En Rueda de prensa el entrenador del atlético de Madrid aseguró que no se puede quitar mérito a su rival, ya que supieron ganar haciendo un buen juego.

En el caso de Gonzalo Arconada alabó el trabajo de su equipo y resaltó que sus jugadoras estaban convencidas de que podían ganar esta final, algo que le convenció de que estaban más que preparadas para el choque.

Esta cita también pudo verse por la televisión. La cadena principal de Mediaset, Telecinco, registró unos datos de audiencia de 1,6 millones durante el partido. La entrega de la Copa se vio en 2,2 millones de hogares y el minuto de oro llegó a los 2,8. Estas cifras han vuelto a romper récords.

 

A %d blogueros les gusta esto: