Tras el cambio en el banquillo el Sevilla parece que la ilusión invade a todo el equipo. Hacía muchas semanas que la sonrisa había desaparecido del rostro de las jugadoras sevillistas. Diez derrotas consecutivas, algunas muy dolorosas, habían causado estragos en un grupo que se ha instalado en la zona baja de la tabla.

Tras la salida de Paco García y Sergio Jiménez, Cristian Toro ha aterrizado en el banquillo rojiblanco. El argentino  parece haber devuelto la ilusión al conjunto nervionense. Los ánimos parecen renovados y la confianza ha vuelto. Se pudo ver en el partido ante el Madrid CFF donde el Sevilla consiguió romper la racha de diez partidos sin ganar. Tres puntos que le han dado fuerza a un equipo que este domingo tiene una cita importante ante el eterno rival.

Nagore Calderón se mostró agradecida con Paco y Sergio. “Creo que se han dejado la vida por nosotras, y es algo que nadie puede negar”, afirmó la madrileña. Sin embargo, ha reconocido que la llegada de Toro les ha permitido cambiar el “chip” y le ha ayudado a tener una perspectiva diferente.

Sin embargo, la palabra que más se ha repetido en las declaraciones ha sido “ganas”. La victoria de la pasada jornada evitó que el equipo se descolgara de sus principales rivales, algo importante para luchar por la permanencia.

“La verdad que necesitábamos esos tres puntos que rompieran la racha mala. Ahora se ve todo de otro color”, aseguró Jeni Morilla. La delantera, que fue la máxima goleadora del equipo la pasada campaña, espera que la dinámica positiva continúe ante el Betis. Coincidía con la coriana la central Lucía Ramírez. La de Morón de la Frontera cree que la victoria en la capital les “ha dado un plus” y les “ha devuelto la ganas de seguir sumando”.

Maite Albarrán, una de las jugadoras con más experiencia dentro del vestuario, ha destacado que ha vuelto”la ilusión y la actitud”. Algo que sin duda les ayudará para preparar el encuentro contra el eterno rival.

Las declaraciones completas puedes verlas 👇🏻

A %d blogueros les gusta esto: