Si a finales del pasado mes de febrero celebrábamos que, por fin, una jugadora verdiblanca -aunque por aquel entonces en calidad de cedida- iba a vestir la elástica del combinado nacional absoluto representando a todos los españoles, hoy estamos de doble enhorabuena.

Es un día especial para el fútbol femenino hispalense. La futbolista del Betis Féminas, Irene Guerrero, ha sido llamada a las filas de Jorge Vilda para las jornadas de entrenamiento que la selección absoluta femenina española disputará en Las Rozas entre el 1 y el 6 de octubre. Debuta en las listas de la Roja, en la que comparte espacio con una Rocío Gálvez que viajará por primera vez desde que es jugadora verdiblanca a todos los efectos.

A sus 22 años, Irene Guerrero acudirá por primera vez a una llamada de la selección nacional sin haber pasado anteriormente por los escalafones inferiores nacionales, a pesar de merecerlo con creces. Ya le preguntábamos desde De Tacón en una entrevista la pasada temporada sobre la posibilidad de viajar con el conjunto nacional y se mostró soñadora, “esperando cumplir el objetivo algún día” pero dejando claro que se dedicaba a “trabajar día a día” con su equipo. A día de hoy ya puede decir que el sueño se está cumpliendo.

Rocío Gálvez, que ya debutó con entonces 20 años con la Roja el pasado 5 de marzo frente a la República Checa en las semifinales de la Cyprus Women’s Cup, volverá a viajar con el combinado nacional asentando su hueco en la absoluta.

 

A %d blogueros les gusta esto: