El fútbol femenino recibe cada vez más atención y no es para menos. Además del crecimiento que está tenido la Liga Iberdrola con la llegada de jugadoras extranjeras, que eligen nuestra competición para jugar, y la calidad de las jugadoras nacionales la meta de convertirse en una liga competitiva a nivel europeo esta cada vez más cerca. 

Este verano hemos sido testigos de tres grandes hitos de la Sefutbol. La selección absoluta ha conseguido el pase al mundial sin ceder un solo punto en sus ocho encuentros de la fase de clasificación. Las jugadoras de las sub-20 han sido sub campeonas del mundo en Francia y la sub-19 se proclamó campeona de Europa. En este grupo se encuentran Rosa Márquez, una de las capitanas, y Olga Carmona ambas jugadoras que proceden de las canteras de Betis y Sevilla respectivamente. 

Ambas han tenido un destacado papel en el torneo estival e incluso han sumado, además de con su juego, con goles. Sin embargo, estas chicas también disfrutan de un papel relevante dentro de sus vestuarios. Estas dos primeras jornadas hemos podido ver como Olga Carmona anotaba ante el Fundación Albacete y ponía el pase perfecto para que Toni Payne marcara ante el Rayo Vallecano un gol de tres puntos. Por el contrario tardaremos un poco más en ver a Rosa Márquez sobre el césped, ya que sufrió una lesión durante uno de los últimos encuentros de la pretemporada.

Hoy, en un acto presidido por la Presidenta de la Junta De Andalucía, han recibido el reconocimiento de la comunidad. Junto a ellas también han estado otros deportistas que han conseguido medallas en sus respectivos deportes como la nadadora Aitana Estrada Chávez o Paula Ruiz Bravo campeona por pareja de la prueba de Foso Olímpico.

A %d blogueros les gusta esto: